Crónicas

Crónicas de Julián López

Impactante faena de El Juli en Albacete

Fecha Plaza Cartel Ganadería Resultados
13/09/2018 Albacete Ponce, El Juli, Roca Rey Alcurrucén Palmas y oreja con fuerte petición de la segunda

Con 20 años de alternativa, El Juli aún es capaz de sorprender hasta a los más partidarios. Y es que la faena realizada ayer en Albacete impactó por sus nuevos caminos, por un abandono no exento de intensidad y un empaque descomunal. Faltó sólo una cosa para que la fiesta fuera completa: que el presidente no se ausentara y tomara la decisión poco afortunada de no conceder una segunda oreja que todo el mundo daba por hecho.

“El quinto salió más suelto y desentendido que sus hermanos de chiqueros. Un toro algo más montado y acapachado, que abría la cara. Pese a ello, se estiró a la verónica El Juli, que luego calentó a los tendidos con un vistoso y acompasado quite por lopecinas, que remató con la media. Salió en cuanto pudo en varas el toro y tuvo movilidad en banderillas. El Juli prologó la faena a pies juntos, pegado a tablas, sin enmendarse. Atornilladas las zapatillas. Luego, ya en los medios, cuajó al toro por ambos pitones. Echando los vuelos y enganchando la dulce embestida de un toro que tuvo prontitud y ritmo en sus embestidas. Hubo ligazón, profundidad y ajuste, porque el madrileño trató de torear con reunión en cada muletazo. Hubo tres derechazos cumbre, ralentizando la velocidad del toro. Larguísimos y al ralentí, de abajo a abajo, atacando de verdad al toro. El final, mayúsculo, en un palmo de terreno, cosiendo varios circulares hasta rendir aún más el tendido. Atacó en la suerte suprema, pero pinchó, antes de una estocada casi entera contraria, que fue suficiente. Se le pidieron mayoritariamente los dos trofeos, pero el palco, incomprensiblemente, sólo concedió una oreja”. Mundotoro.

“No quiso quedarse atrás El Juli con el quinto, armando un auténtico alboroto. El madrileño, que intercaló verónicas y chicuelinas en el saludo capotero y quitó por lopecinas, toreó con la muleta con el alma, con una lentitud, un relajo y un temple excelsos. Se abandonó Julián, que exprimió con enorme suavidad la nobilísima condición del de Daniel Ruiz. Labor a más, como el toro mismo, rematada de un pinchazo sin soltar y una estocada trasera hasta la bola. Fue enorme la petición del doble trofeo, pero el presidente sorprendió a todos guardándose uno de los dos moqueros. La bronca fue de órdago. Y la vuelta al ruedo de El Juli, un clamor”. Paco Mora (Aplausos).

Albacete, jueves 13 de septiembre de 2018. Feria de la Virgen de los Llanos. Lleno de "No hay billetes".

Enrique Ponce (de berenjena y oro) palmas y dos orejas; El Juli (de negro y oro) palmas y oreja con fuerte petición de la segunda; y Roca Rey (de marino y oro) dos orejas y ovación.

Fotos: Arjona

Compartir en facebook Compartir en twitter