Noticas

Todas las entrevistas de Julián López

Entrevista a El Juli en ABC (16/12/05)

Entrevista a El Juli en ABC (16/12/05)

viernes, 16 de diciembre de 2005

 Después de una notable temporada en España, ha cosechado rotundos éxitos en América. De vuelta a casa, este fin de semana ejercerá de padrino del certamen de La Oportunidad en Vistalegre.


Rosario Pérez (ABC


-Su buena temporada española estuvo precedida por el indulto en La México y sucedida ahora por rotundos éxitos en Lima y Quito, donde se ha alzado triunfador. ¿Qué significan estos reconocimientos?


-Es un modo de ratificar que continúo mi lucha hacia una mayor evolución. Torear menos en España ha hecho que llegue fresco y con mucha ilusión a América. Los resultados han sido positivos.


-¿Cómo se consigue esa comunión tan intensa con aquella afición?


-Como con cualquier público: cuando un toro embiste y un torero está bien se pone de acuerdo todo el mundo. Lo bueno gusta siempre. Una de las claves reside en expresar el toreo como se siente.


-En España redujo el número de actuaciones. ¿Se antojaba imprescindible para alcanzar la calidad que ha presidido sus faenas?


-Es fundamental. Hay que saber cuál es el número perfecto. Antes no daba importancia a cuestiones que hoy valoro mucho más. Toreaba prácticamente a diario y casi como una rutina. Y el toreo debe ser todo menos rutina.


-¿Cuáles han sido las mayores satisfacciones de 2005?


-Ha habido muchas. El momento en que me encontré en agosto, especialmente en Bilbao, fue lo mejor. También Francia, que ha respetado mi decisión de no banderillear, ha demostrado ser una afición culta y entendida.


-¿Y qué le ha dañado más?


-No tener suerte en Madrid me destrozó moralmente, pero sobreponerme a ello fue uno de los máximos logros.


-¿Se equivocó con las ganaderías?


-Todos sabemos cómo es Madrid con toreros que ocupan posiciones como la mía. Pero hay que darse cuenta de los errores y machacarse en las virtudes.


-Este verano reconocía en ABC que había sufrido mucho. ¿Se llegan a derramar lágrimas?


-En la soledad de la habitación se pasan ratos amargos. No es agradable escuchar o leer determinadas cosas. He tenido que aguantar comentarios duros, llevar la cabeza alta, ser muy frío y confiar en mis posibilidades.


-Quizá todo eso forme parte de la fama y del puesto cimero que ocupa.


-He hablado con grandes maestros que me han comentado historias de Joselito El Gallo, Luis Miguel o Manolete y de sus exigencias en el ruedo. Al final, se termina aceptando.


-Lo que tal vez no consienta un torero que se juega la vida es la cantidad de calumnias que se han vertido desde algún programa rosa.


-Es denigrante. Es un mundo que no me gusta nada. Prefiero estar fuera de él y a mucha distancia, porque es muy peligroso. Cuestionar la verdad del toreo en un año en el que todas las figuras han resultado heridas echa por tierra sus palabras. Tenemos la suerte de que el toro pone a cada uno en su sitio.


-El mundo del toro también ha recibido ataques desde el propio Gobierno, que ha apoyado en Europa una enmienda de Los Verdes contra las ayudas a los ganaderos de lidia.


-La Fiesta está viviendo momentos difíciles, porque los políticos nos están poniendo muchas zancadillas. Hoy más que nunca debemos reflexionar sobre la unión del mundo del toro. Está claro que cada uno tiene su posición, pero tenemos intereses comunes por los que luchar.


«Sería un orgullo que una de las figuras del mañana saliese de La Oportunidad»



 

Volver
Compartir en facebook Compartir en twitter