Noticas

Todas las entrevistas de Julián López

“Había jurado que nunca más me iría a la puerta de chiqueros, pero...

“Había jurado que nunca más me iría a la puerta de chiqueros, pero..."

miércoles, 28 de diciembre de 2016

APLAUSOS. Julián López "El Juli" participó en el programa de este martes "Aquí, el toreo" de la 99.9 Valencia Radio. El diestro madrileño, galardonado recientemente con la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, manifestó sentirse "feliz y un poco abrumado" con la concesión de tan importante trofeo: "Es un galardón muy bonito y, por encima de lo que significa para mí, también es muy importante para el toreo. Que el toreo esté donde tiene que estar es una gran victoria de todos; y a todos nos debe importar dejar el toreo mejor de cómo nos lo han dado", dijo, y confesó: "En esta profesión, cuando tienes suerte, la realidad supera a los sueños".

El Juli habló de su temporada 2016: "Estoy contento, ha habido muchos triunfos, tardes en las que me he encontrado bien, aunque, como siempre, hay faenas con las que te sientes más identificado y buscas más como torero". ¿Cómo cuáles?, preguntaron los miembros de la mesa: "De las cuarenta tardes del año pasado, he sido el torero que quiero ser en siete u ocho y, si tuviera que elegir una faena, elegiría la de Logroño. Creo que rebasó un punto más en mi tauromaquia. Fue una faena suave, rítmica, honda, profunda... con la base de mi toreo de la profundidad y de la largura, la estética alcanzó mayor nivel", recordó el madrileño, que admitió: "Parece normal el hecho de triunfar y de cuajar toros y a veces se le quita no ya la dificultad, sino el valor que tiene; eso a veces me duele".

La pasada campaña fue también la de la competencia directa con los jóvenes valores del escalafón: "Sentí que era lo que quería la afición y esos toreros se habían ganado ese lugar. Son situaciones distintas, ellos gozan de la novedad, el público quiere que triunfen... pero disfruto de esa posición, la asumo, la entiendo y la vivo con bastante naturalidad. Ellos han marcado lo mejor de sí y yo también he querido marcar lo mejor que llevaba dentro". Al respecto, confesó que Roca Rey ha sido, "sin duda", el torero que "con más fuerza ha salido de la alternativa", añadiendo al respecto: "Yo tuve una irrupción meteórica y muy explosiva, pero el nivel que él ha tenido en las plazas toreando es algo difícil de conseguir. Es lo que más me sorprende: que con tan poco tiempo haya conseguido tener ya una tauromaquia tan rotunda".

El compromiso es una de sus constantes en su trayectoria. El madrileño acude allá donde el toreo le necesita. El próximo ejemplo: la reapertura de Bogotá. "Tengo una línea y un sentido en el toreo y lo he intentado mantener todos estos años. Me he propuesto estar veinte años en el mismo nivel, al mismo ritmo, asumiendo mi responsabilidad, mi lugar y mi sitio. Intento estar donde me quieren y, por supuesto, también donde me necesitan", comentaba; anunciando también su más que probable regreso a Castellón tras cinco años de ausencia: "Hay interés por que vaya". ¿Y México? "Está a la espera, es una de las plazas donde más me gusta torear y ojalá pueda estar ahí. El año está siendo complicado allí, esperemos que se resuelva pronto".

Junto a ellas, Sevilla también asoma en el horizonte: "Y Madrid y Bilbao y Pamplona... Ahora mismo no me he planteado una temporada sin asistir a esas plazas". Acerca del coso del Baratillo, restablecidas ya las relaciones, aseguró: "El público el año pasado me recibió de una forma increíble. Me hizo sentirme en deuda. Había jurado que nunca más me iría a la puerta de chiqueros y cuando llegué y en el primero corté la oreja, me sentí en deuda con la gente y fue como un gesto de querer devolverle todo el cariño y la entrega que el público me había dado".

Asimismo, Julián dejó entrever la posibilidad de apuntarse el próximo año a algún hierro de origen Saltillo-Albaserrada: "Ha habido ganaderías que me han gustado este año, he visto toros con clase, con clase de verdad, con la forma de embestir que uno busca para hacer el toreo bueno", afirmó, ratificando todo seguido: "Yo no toreo ninguna ganadería porque el ganadero sea amigo mío o me caiga bien. Elijo ganaderías para mantener mi estatus como torero y como figura y, sobre todo, para darle al público lo que quiere ver de mí. Para eso necesito el mayor número de garantías y en el momento vea que haya un toro que me pueda dar esas garantías, por supuesto que lo torearé encantado".

Volver
Compartir en facebook Compartir en twitter