Noticas

Trajes de Luces de Julián López

Grana y oro (2005).

Grana y oro (2005).

Sevilla, 13 de abril de 2005 El Juli realiza una gran faena a un toro de Torrealta en el debut del terno, una de las mejores que haya realizado en La Maestranza. Y un pinchazo dejó el premio en una oreja... de gran peso. En Jerez cuaja una faena rotunda, toreo redondo, impecable, rozando la perfección; y le corta las dos orejas a un toro de Torrealta. Faena muy templada en Madrid a un toro de Martín Arranz, lidia impoluta y ovación al pulso y a la maestría del más veterano madrileño en cartel de madrileños. Oreja en Barcelona, donde roza la puerta grande. Y otra más en León. El Valencia da respuesta de primera figura al triunfo de sus compañeros y le corta las dos orejas a un toro de El Pilar. En Mont de Marsan, aceptando la primera sustitución de su carrera, corta las dos orejas de un toro de Garcigrande ante un público entregado y agradecido con el torero. Nueva gran faena, por el fondo y por su responsabilidad como figura, en El Puerto, donde corta una oreja con fuerte petición de la segunda. Esa misma responsabilidad ofrece en Gijón, en una faena vibrante, arriesgada y de poder a poder con un complicado sobrero del Conde de Mayalde. En San Sebastián da otra lección de torería. Primero aceptando sin objeción alguna encabezar cartel tras los cambios en el mismo. Y después en la plaza, con tres lidias (cayó herido Antonio Barrera) asombrosas, premiadas con una oreja que entre tanta maestría supo a muy poco a pesar de los pinchazos. La suerte le sigue acompañando a Julián con este traje y en Almería cuaja un faenón a un buen toro de El Ventorrillo al que corta las dos orejas. En Bilbao remata una triple comparecencia triunfal con una faena en terrenos mínimos ante un toro de Alcurrucén. Tal es la entrega hacia un torero que pierde trofeos con la espada, que tras mucho tiempo se decide a dar la vuelta al ruedo. Enrachado, El Juli instrumenta en Linares dos trasteos de extraordinaria técnica, temple y profundidad ante dos toros de García Jiménez, y apoteósicamente abre la puerta grande. Entre un gran vendabal, El Juli es ovacionado en Salamanca. Y en la recta final de la temporada corta dos orejas en Zafra y en Úbeda. Otro par de orejas corta en la Valencia venezolana, en los primeros compases de la campaña en América. En una miragira por México en abril de 2006, Julián corta dos orejas en Mazatlán. De vuelta a la temporada, corta las dos orejas de un toro de Sánchez Arjona en la plaza francesa de Palavás.

Volver
Compartir en facebook Compartir en twitter