Crónicas

Crónicas de Julián López

Bogotá: Estupenda faena de El Juli que rozó la puerta grande

Fecha Plaza Cartel Ganadería Resultados
25/01/2009 Bogotá Pepe Manrique, Morante, El Juli Juan Bernardo Caicedo Oreja y palmas


Bogotá (Colombia). Domingo 25 de enero de 2009.


3ª de la temporada. Prácticamente lleno. Toros de Juan Bernardo Caicedo.


Pepe Manrique (de marino y oro) silencio en ambos; Morante de la Puebla (de malva y azabache) silencio y bronca; y El Juli (de verde hoja y oro) oreja y palmas.


“El madrileño Julián López ‘El Juli'' ha conseguido levantar la tarde en La Santamaría de Bogotá después de cuajar una buena faena a su primer toro de Caicedo, cortando la única oreja del festejo. Además, el madrileño tiró de raza para hacerse con el sexto, otro ejemplar desrazado que terminó rajándose. Tras un comienzo de corrida muy poco prometedor, El Juli salió a por todas desde el saludo con el capote al tercero, con tres verónicas, dos chicuelinas y una media en todo el centro de la plaza que ha levantado la primera ovación de la tarde. El Juli ha querido cuidar siempre a su toro, con la ayuda de sus banderilleros Álvaro Montes y Hernando Franco, que se han tenido que desmonterar tras sendos pares de banderillas. Con el runrún en la plaza, ha comenzado la faena en los medios de la plaza, toreando en redondo, con la mano muy baja. En esos terrenos se ha desarrollado casi toda la faena, que ha ido subiendo de tono cuando se ha echado la muleta a la mano izquierda, con templados y suaves naturales, consiguiendo hacer embestir al toro y sacando todo lo que llevaba dentro, metiéndose al público en el bolsillo. Lo que podía haber sido un triunfo mayor se ha quedado sólo en una oreja debido a que ha pinchado en el primer encuentro y ha dejado una estocada caída, haciendo uso del descabello. Con el sexto volvió a destacar en el saludo de capa, pero tras el tercio de varas el ejemplar se vino abajo. El Juli lo intentó por ambos pitones, sin que el ejemplar de Juan Bernardo Caicedo rompiese en ningún momento hacia adelante. Sin embargo, en esta ocasión no funcionó el acero, ya que necesitó tres pinchazos antes de la estocada para finalizar su labor”. Burladero.es


El Juli bordó con mucho temple y lentitud las series con ambas manos por bajo, recreándose en cada una. De no haber pinchado inicialmente, las dos orejas hubiesen sido paseado en vez de una”. Alberto Lopera (Mundotoro).

Compartir en facebook Compartir en twitter