Crónicas

Crónicas de Julián López

El Juli triunfa en Burgos y abre la Puerta Grande

Fecha Plaza Cartel Ganadería Resultados
03/07/2003 Burgos Joselito, El Juli, Jarocho Parladé Palmas y dos orejas

BURGOS. Jueves 3 de junio de 2003

Feria de Burgos. Sexta de feria. Lleno. Cuatro toros de Parladé y dos, como sobreros, de El Pilar lidiados en cuarto y quinto lugar.

JOSELITO (ovación y dos orejas)
EL JULI (palmas y dos orejas)
JAROCHO –que tomó la alternativa- (oreja y oreja)

Los tres matadores salieron en hombros por la puerta grande.

Por Juan Posada ( LA RAZÓN )

El Juli, otro torero... posiblemente realizó la mejor faena de sus últimas corridas. El gran mérito fue su capacidad para fijar o parar al toro desde el principio. Lo logró a base de aguantarlo mucho en los primeros encuentros y darle mucho espacio para que el recorrido fuera mayor. Los muletazos diestros, muy ligados y cada vez más adecuados a la lentitud del animal, dieron paso a naturales largos y profundos. Poco a poco se le vio crecerse, confiarse absolutamente y asemejarse a El Juli de las mejores tardes. Si es cierto que el toro fue bueno, no lo es menos que el torero llegó a superarlo. Incluso demoró un poco la entrada a matar, que no efectuó hasta que el toro estuvo perfectamente cuadrado; eso es lo que hay que hacer. Luego, volcarse en el morrillo


Por Íñigo Crespo (EL MUNDO)

El Juli cuajó la mejor faena de la tarde al quinto toro. El toro tuvo motor, clase y la virtud de ir siempre a más. Julián López, El Juli, lo banderilleó con mucha solvencia y facultades y le firmó una faena muy elegante, planchada por los dos pitones y de mano muy baja. Las series tuvieron hondura y ligazón.


Por José Luis Suárez Guanes (ABC)

El Juli mezcló en un alambique invisible valor, poderío, ciencia y torería auténtica. Sometió mucho con la mano siempre baja. Llegaron los adornos oportunos y gráciles, pinturerías. Se volcó en la estocada. Dos orejas de fuerza.


Por Mario Juárez (BURLADERODOS)

El Juli salió arreado en el quinto, y salió también el toro de la feria. Uno de El Pilar encastado, con mucha fijeza y prontitud, que nunca se cansó de repetir en la muleta y que lo hizo humillano lo que podía. Julián lo entendió bien y comenzó a desgranar series largas, de muletazos con mucho pulso y técnica, llevándolo pero no ahogándole, templando. Los momentos más álgidos llegaron con una serie de naturales en los medios ligados.


Por Castaño (MUNDOTORO)

El diestro madrileño cubrió con vistosidad el segundo tercio y hasta que lo tumbó de una estocada le compuso una feana variada que fue a más. La conjunción fue cada vez mayor realizando El Juli una bella obra.


Por Agencia EFE

Con el buen sobrero de El Pilar, El Juli se hizo aplaudir en el tercio de banderillas y con la muleta el toro repitió por ambos pitones tantas veces como le requirió el torero. El Juli se entreó y así lo entendió el público que le premió con las dos orejas.


Foto: Mauricio Berho

Compartir en facebook Compartir en twitter