Crónicas

Crónicas de Julián López

El maestro Manzanares en el corazón de El Juli

Fecha Plaza Cartel Ganadería Resultados
24/06/2021 Alicante El Juli, Manzanares Garcigrande Ovación, oreja con petición y oreja

La plaza de toros de Alicante celebraba, este día grande de San Juan, la primera corrida de su Feria, un mano a mano entre El Juli y José María Manzanares para homenajear al torero de toreros de la tierra, el maestro Manzanares. Abriendo el compás y bajando las manos fue el saludo de El Juli al brío que de inicio mostraba el primero, un animal bien hecho de Garcigrande y que quitó posteriormente por chicuelinas de manos bajas. A la familia del maestro Manzanares fue el brindis, emotivísimo. Tuvo entrega y profundidad el astado charro, un animal al que Juli impuso su afán de llevar humillado el trazo: ese fue el titular de una faena que se sucedió por ambas manos y por ambos lados domeñó El Juli la condición del de Garcigrande, que tuvo repetición y codicia. Muy buena la última serie al natural, con la espada de verdad ya. La lástima fue el primer pinchazo arriba; rápidamente se cuadró de nuevo López y, ahora sí, enterró hasta el fondo el acero. La tardanza en caer del astado evitó el premio, quedando éste en una mera ovación tras aviso. A pies juntos fue el recibo de Juli al tercero, al que le meció la capa con mimo y picó en una única pero medida y justa vara. No tenía el mismo recorrido que su animal, pero sí aprovechó El Juli las virtudes que el de Garcigrande poseía para que las tandas fructificasen en transmisión. A pies juntos al hilo de tablas fue el inicio de faena, en el que el toro hizo ademán de doblar, pero mantuvo en pie el tranco del astado El Juli y ligó con mano baja y trazo largo al animal. Tras un final de faena en el que, a zurdas, también logró calar arriba, mató de estocada entera y paseó una oreja con fuerte petición de la segunda no concedida por el palco. Abanto de salida fue el quinto, un animal que también salió suelto en el puyazo de Salvador Núñez. Tenía la intención de salirse suelto, algo que fue corrigiendo durante la lidia el torero. La inteligencia de Juli hizo romper al animal, corrigiendo sus defectos a base de paciencia, tiempos y obligar a embestir por abajo y en redondo al de Garcigrande. Logró, por tanto, transformar la condición del abanto animal y meterlo en el canasto. De enorme calado el final de faena al natural. De media estocada agarrada y efectiva mató Juli al animal, cortando una nueva oreja”. JAVIER FERNÁNDEZ-CABALLERO (Cultoro). “El Juli, que paseó dos orejas, dio una gran tarde de sapiencia con tres faenas de buena forma, pero de más fondo con una buena corrida, pero a la que faltó más entrega y clase. Mucho tuvo que ver El Juli en la condición del quinto, que no se definió en los primeros tercios. Incierto llegó a la faena de muleta del madrileño, que en las primeras series intentó dar ritmo y largura a las embestidas del astado. No tocó la muleta el ‘Garcigrande’, que poco a poco fue rompiendo gracias al planteamiento de faena. Terminó El Juli de exigir al astado con la mano baja, dejando siempre la muleta en la cara. Así cuajó dos series que levantaron al público. Dejó un pinchazo hondo en buen sitio, que necesitó un golpe de verduguillo y paseó una oreja. El poder del tercero duró el inicio de faena de muleta a pies juntos de El Juli, que impuso su dominio al astado en una sola serie. Tuvo virtudes el astado, como la nobleza, aunque no terminó de romper ni entregarse. Esa falta de entrega hizo que El Juli plantease una faena perfecta en forma y en fondo. Se empleó el madrileño en alargar las embestidas del astado, dando un tiempo entre muletazo y muletazo, sin rematar los muletazos por abajo. Varios registros en un mismo muletazo que permitieron una faena de menos a más. Además, dejó una estocada efectiva al primer intento y paseó una oreja. Abrió plaza un toro serio y de buenas hechuras, que embistió con profundidad y humillación al capote de El Juli, que recetó un ramillete de verónicas ganando terrenos con las manos bajas. El madrileño quitó por chicuelinas bajando las manos en los embroques, antes de brindar la faena de muleta a la familia de Manzanares. Con la muleta, el astado tuvo la profundidad, la nobleza y la humillación como virtudes. El Juli apretó y alivió las embestidas del astado, cuando así lo requería dentro de una faena que tuvo armonía y largura en los muletazos. El pinchazo previo a la estocada trasera y la tardanza del toro en doblar le impidió pasear algún trofeo”. Mundotoro. Jueves 24 de junio de 2021. Alicante. Primera de abono. Corrida de toros. Lleno en el aforo permitido. Toros de Garcigrande (primero y cuarto con el hierro de Domingo Hernández). Al finalizar el paseíllo se rindió un homenaje al Maestro Manzanares en el 50 aniversario de su alternativa. El Juli (de verde y plata) ovación, oreja con petición de la segunda y oreja; y José María Manzanares (de canela y oro) oreja, dos orejas y oreja.

Compartir en facebook Compartir en twitter