Noticas

Todas las entrevistas de Julián López

El Juli:

El Juli: "La guerra sólo trae el caos" (19/1/2009)

lunes, 19 de enero de 2009

Tras su primera incursión en la temporada americana, Julián López, El Juli, ha regresado para recibir hoy un homenaje que nunca olvidará. Será el segundo torero en la historia que disfruta en activo del reconocimiento del Club Cocherito de Bilbao. El propio diestro se sonroja por tanta distinción, máxime «cuando aún me queda tanto por hacer», a la vez que se sincera en asuntos tan cotidianos como la actual crisis. «Tengo mi colchoncito económico, pero me paso el día mirando cómo fluctúa el dichoso euríbor», confiesa.


-¿Con qué pie ha entrado en 2009?
-No me puedo quejar. El miércoles regresé de América, donde he podido hacer el toreo con el que sueño y tuve la fortuna de indultar un toro.


-¿Qué les pidió a los Reyes Magos?
-Poca cosa. Me considero un privilegiado.


-¿Se le olvidó pedirles la reforma del nuevo Reglamento Taurino del País Vasco?
-Ahora que lo dice. es cierto, pero nuestras reclamaciones van por buen camino. La posición de los matadores de toros es firme y puedo afirmar que con la unión de los toreros asociados a Protauni nuestras reivindicaciones han ganado fuerza.


-¿Qué les ha molestado de la nueva redacción del Reglamento?
-En primer lugar, me gustaría aclarar que considero ridículo que cada comunidad autónoma tenga su propio Reglamento Taurino, con sus pequeñas peculiaridades. ¡Si la Fiesta de los toros es un espectáculo universal! Respecto al caso concreto del País Vasco, al margen de que los menores de 16 años tengan que acudir acompañados a los tendidos, sólo diré que quienes deben tener la responsabilidad del devenir de la lidia somos los toreros, que somos los más interesados en que todo discurra por buen camino. Nuestro objetivo primordial es el éxito, el triunfo.


-¿Cree que el silencio institucional busca la desunión de los toreros?
-Es lógico. Históricamente, el colectivo de matadores ha perdido muchas de las batallas emprendidas por culpa de la dispersión de criterios entre nosotros. Somos profesionales en muy distintas circunstancias, con objetivos claramente diferenciados. Me pregunto, ¿qué tiene que ver la situación por la que atraviesa una figura del toreo y otro que lucha por mantenerse en la parte media del escalafón? Poco, es verdad, pero lo suficiente para que entendamos que en este momento debemos mantenernos unidos. Sinceramente, espero que en esta ocasión los agentes externos no rompan el bloque que hemos formado.


-El número de parados en España sobrepasa de largo los tres millones. ¿El Juli tiene garantizado el trabajo en 2009?
-La verdad es que las cosas no están fáciles. La actual crisis es tan fuerte que, en mayor o menor medida, está afectando a todos los sectores, incluido el taurino. Me temo que el número de festejos se va a reducir y, por tanto, los puestos van a ser menos. En mi caso, intentaré mantener mi sitio en el escalafón y el caché que me corresponde.


-Los empresarios pretenderán rebajarle sus honorarios.
-(Largo silencio) ¡Seguro! De todas formas, más que el caché me preocupa la categoría, que es la que finalmente determina el caché. Habrá que empezar la temporada y esperar a conocer la respuesta del público. Por mi naturaleza positiva, dudo que se produzca un descenso del número de espectadores en los festejos organizados con seriedad. Lo que de verdad me preocupa es que las plazas de propiedad pública salgan a concurso con unos cánones de arrendamiento razonables. Si las Administraciones públicas exprimen al empresario, éstos intentarán recortar gastos de todos los sitios, lo que evidentemente va en contra del resultado final del espectáculo. Todos debemos arrimar el hombro.



También de rebajas


-¿Las figuras del toreo padecen las consecuencias de la crisis?
-¡Claro que sí! Lógicamente tengo mi colchoncito económico, repito que soy un privilegiado, pero no me puedo permitir el lujo de volver la cara a la realidad económica de mi país. Tengo hipotecas como todo el mundo y me paso el día mirando cómo fluctúa el dichoso euríbor. Lo rápido que baja los tipos el BCE y lo que les cuesta a los bancos españoles.


-¿Qué es lo que más le preocupa de la actual situación?
-El paro, se me parte el alma al ver por la tele las colas en el Inem. Y ojito con la seguridad ciudadana. También me preocupa la barbarie de la violencia machista. No puede ser que en España mueran al año más de setenta mujeres de forma violenta. No tiene sentido.


-¿Ahora me dirá que también usted aprovecha las rebajas?
-¿Y por qué no? (risas) Soy de comprar mucho de una vez. ¿Que necesito un pantalón?, pues voy y compro cinco de una tacada, y si se hace en rebajas, mejor.


-¿Qué le parece que una nevada paralice media España en pleno siglo XXI?
-Increíble. Estos últimos días he estado en América y alucinaba al ver en los informativos los vehículos paralizados en las autopistas de pago; no entendía cómo los clientes de las compañías aéreas llevaban esperando más de tres días en Barajas. Madre mía. . ¿no somos el octavo país del mundo?


-Hablando del mundo, ¿qué le parece la intervención militar de Israel en Gaza?
-Lo primero que me viene a la cabeza es lo afortunados que somos de vivir aquí, a pesar de todo lo que haya dicho antes. Lo segundo, que el mundo es injusto y está mal repartido. Y lo tercero, que la guerra sólo trae el caos.

Volver
Compartir en facebook Compartir en twitter