Noticas

Todas las entrevistas de Julián López

El Juli a burladero:

El Juli a burladero: "Los seis toros de Nimes es la tarde que más me motiva del año' (25/2/08)

lunes, 25 de febrero de 2008

El Juli, tentadero en Zalduendo. Burladero.es



Julián López El Juli calienta motores. Dentro de una semana (el viernes 29), el de Velilla de San Antonio comienza su temporada. Será en Castellón, junto a José María Manzanares y Miguel Ángel Perera, ante toros de Zalduendo. Consagrado ya como figura del toreo, El Juli afronta un año de fuerte competencia. Tal vez el más exigente de toda su carrera.


Por ello, El Juli no ha dejado de torear y entrenar en todo el invierno. Tras su paso por América, el madrileño ha seguido tentando y preparándose de cara a esta campaña, según ha publicado el periódico El Adelanto de Salamanca. Uno de esos tentaderos ha sido en la finca de Zalduendo, en Cáceres, a escasos kilómetros de su casa. Únicamente acompañado por Armando, su mozo de espadas, y por su peón de confianza, José Antonio Carretero. Una prueba exigente, con cuatro vacas fuertes, con motor y con gran fondo. Una prueba superada y con nota, pues El Juli se muestra con todas con una facilidad, una capacidad y una técnica inaudita. Pero sin quitarse de la cabeza el 2008...ni tampoco el 2007.

Soy el torero que siempre quise ser, y ocupo el lugar que siempre he deseado Un año, el pasado, que El Juli no duda en calificar como "el más importante de mi carrera, ha sido un sueño cumplido. El punto álgido fue la salida a hombros en San Isidro, la afición de todo el mundo por fin me pudo ver como yo quería. Lo había conseguido de novillero pero de matador se me estaba resistiendo demasiado. La había rozado dos veces y era algo que casi me obsesionaba. A raíz de ahí la temporada se me puso muy a favor y yo seguí dando la cara en todas las plazas...pero además a gusto, algo que no hasta este año no ocurría. Y por fin todo el mundo lo reconoció, que junto a la satisfacción personal eran las dos metas que me marqué hace unos años, cuando decidí cambiar el rumbo de mi carrera".

Llegar a esa posición privilegiada, ganada por méritos propios, no ha sido un camino fácil, como él mismo reconoce: "Nadie sabe los momentos amargos que he vivido, aunque desde fuera todo pareciese muy sencillo. Dejé de darle importancia a cortar las orejas todas las tardes y al torear más que nadie. Entonces me centré en mí, en sacar al torero que sabía que llevaba dentro pero que con toda esa vorágine que era mi vida no podía sacar a flote. Y esa búsqueda en mi interior me supuso una gran incomprensión e incluso intransigencia por el público y por algunas empresas...todo estaba en mi contra".

El 2007 ha sido el año más importante de mi carrera, un sueño cumplido Sin embargo, el madrileño supo dar la vuelta a la tortilla. Algo que consiguió "gracias a mi afán de superación. No desfallecí y por fin ahora soy el torero que siempre he querido ser y ocupo el lugar en el toreo que siempre había deseado. Es una situación privilegiada pero de una tremenda responsabilidad a la vez, pero mantenerlo es la única forma de llegar a ser un torero de época y referente de las futuras generaciones. Ahora mi principal motivación es seguir sacando lo mejor de mí mismo, hacer el toreo más profundo...el que pone a todo el mundo de acuerdo", asegura a El Adelanto.

Presente en todas las primeras ferias importantes, El Juli cumplirá este año diez años como matador de toros. Y lo celebrará matando seis toros de Daniel Ruiz en Nîmes, en el mes de septiembre: "Es la tarde que más me motiva del año y espero que salga como yo quiero. Ojalá se valoren más esas gestas, porque cuando lo he hecho en Madrid, por ejemplo, fue una de las tardes más importantes de mi carrera y no se valoró lo suficiente, igual que cuando decidí por voluntad propia matar corridas duras en plazas importantes. Cualquier día se me pasa por la cabeza volver a hacerlo, es cuestión de tiempo o de que yo vea que es el momento”.

LA ESCUELA DE ARGANDA DEL REY, OTRO SUEÑO CUMPLIDO

La Escuela Taurina de Arganda del Rey, creada por su fundación, es otro de los sueños cumplidos de El Juli. "Me siento moralmente obligado de devolver al toreo lo mucho que me ha dado, como agradecimiento y qué mejor manera que ayudar a los que empiezan. La escuela es privada, pero no se diferencia en nada de cualquier otra y no hay ninguna intención de hacer competencia a las ya existentes. De vez en cuando me paso y les doy unas clases, al igual que Curro Vázquez y otros matadores amigos. Son proyectos que me ilusionan enormemente, a través de los que quiero poner mi granito de arena para contribuir al futuro de la fiesta", conluye.

Volver
Compartir en facebook Compartir en twitter