Noticias

Todas las noticias de Julián López

El Juli, actitud y compromiso en el mano a mano en Santander

El Juli, actitud y compromiso en el mano a mano en Santander

jueves, 23 de julio de 2015

Así describía mundotoro.com en palabras de Daniel Ventura la actuación de El Juli en Santander


Un geñudo es lo que le hacía falta a El Juli para lucir cetro y recuperar su ‘sitio’ en el mano a mano. Es lo que salió por toriles: un toro sin entrega, de pasos gazapones y derrotes violentos en cuanto sentía tela o veía presa. El torero madrileño, que le recetó tres zapopinas en el saludo, lo pulió en la muleta con magnífica capacidad y mando. Muletazos de mano baja, aquellos en los que el toro humilló, y sobre todo fibra y firmeza para conducir con pulcritud y largura las tarascadas del toro. También se fue entre los pitones al final, para terminar de crujirlo. Tras una estocada cadi entera, cortó una oreja. El Presidente le negó incomprensiblemente la segunda, que se pidió con mucha fuerza. Se dedicó a la tarea de conseguir el triunfo frente al tercero, que cortó en banderillas y en la muleta se desplazó sin entrega ni clase excesiva. El Juli lo tocó fuerte sobre uno y otro pitón, lo dominó en cercanías y bajó la mano cuando el toro se lo permitió. El trasteo fue creciendo a medida que el torero se imponía, pero el pinchazo hondo y el descabello con los que rubricó su labor le dejaron sin premio. El Juli alargó la embestida del primero de la tarde, un toro noble pero muy agarrado al piso, en una faena en la que el viento molestó. El diestro tiró de él a base de cites fuertes, en muletazos que se iban más allá de la cadera. La poca acometividad del toro, sin embargo, le restó continuidad a un trasteo de técnica sin mácula. Cobró una estocada casi entera y saludó una ovación tras leve petición.

Volver
Compartir en facebook Compartir en twitter